Volando.

En este vuelo nocturno, se funden las luces en el infinito,

Entonces te hace sentir tan cerca del planeta Neptuno,

Sin mas compañía que un ron con coca, por aquello del valor…

Y unos cacahuates para engañar a la mente.

 

Sin querer miro el horizonte,

En ese negro abismal, se diluye mi temor.

 

Curiosamente comparo este momento,

Con una serie que habla del espacio en forma de cuento.

 

A estas alturas solo se ven las luces,

No sabes si son estrellas o galácticas ciudades,

De lo que estoy seguro es que son geniales!

 

Volar solo no es agradable, pensé hace un momento,

Pero al menos hoy no hay tanto movimiento.

 

Es una extraña sensación pues solo hay extraños a tu alrededor,

Aun así me tomo un tiempo para platicarle al creador,

De mis sueños, logros y amores,

De mi vida y todos sus colores,

Finalmente estoy en sus dominios,

Y no hay mejor momento para exponer mis argumentos.

Hoy escribo contigo.

Hoy escribo contigo en mi mente,

Después de ayer todo me hace recordarte,

Aunque esto pudiera sonar a traición,

La verdad obedece a una simple reacción,

Al saber que en tu pasado hubo tanta decepción.

 

Siempre he creído que en nosotros esta el destino,

Muchas veces las respuestas son las más simples,

Y reconocer nuestros errores nos ilumina el camino…

Que en ocasiones acompañado del llanto puede hacer que tú alma limpies.

 

Dentro de nuestra humanidad está el fallar,

Pero lo cierto es que podemos aprender,

Y si vemos que algo anda mal, no volver a callar,

Y tomar acción sobre lo que pudimos ver.

 

Es tu alma limpia,

Es tu faz llena de calma,

Es fácil amarte sin malicia…

Y mostrarte que la vida tiene otra cara.

 

Por lo que fuiste mis palabras se pueden tergiversar,

Por lo que eres aprecio tu amistad,

Te extiendo mi mano y pregunto si juntos podemos trabajar…

!En lo que maravillado te aseguro nos dará la eternidad!

2018

Un año se termina…

Y siempre con gran ilusión contamos las uvas,

12 deseos que con el nuevo año caminan,

Y por un momento las penas se esfuman.

 

No pueden faltar los amuletos…

Para la suerte?

Para un amor tener como el de los cuentos?

Para mejorar la silueta y ser más fuerte?

 

Infinidad de emociones acompañan al brindis,

Amigos, familia, vecinos y hasta desconocidos,

Unidos en un solo grito y todos felices,

Porque el año nuevo promete nuevos objetivos.

 

Que suerte es tener una deliciosa cena,

Que bello es el amor de los que nos rodean,

Y sea flaca o ancha la persona,

Hay una fuerza invisible e indivisible que las sombras aleja.

 

Que no se quede solo en deseos,

Que los abrazos no sean solo esta noche,

Porque la vida está llena siempre de buenos momentos,

Solo tenemos que apreciar el tiempo que aún nos sobre…

Reflexionando.

Reflexionando un poco,

Sobre la realidad del momento,

Llega la pregunta sobre la bondad y la maldad,

Cual de las dos es en verdad una cualidad?

 

Quien es el bueno?

Aquel que pasea sonriente y amable…

Pero que esconde su semblante verdadero?

Aquel que procura mejorar las cosas sin tanto alarde?

 

¿Quien es malo?

¿El que presiona las situaciones para afinar las emociones?

¿Sera que sus métodos lo convierten en alguien trastornado?

Un mar en calma no hace a los marinos profesionales…

 

La historia nos ha enseñado,

Que los hijos mas fervorosos no son siempre los mas piadosos,

Tratan de ocultar en las sombras su mal entrañado,

Predicando maravillas y obrando destrozos.

 

Es por eso que pienso, Quien es bueno en verdad?

¿Aquel fariseo que reparte limosnas y predica lo que el no hace?

¿Aquel que sin tanto reconocimiento hace de todo por mejorar…

Al planeta y sus habitantes y es criticado por quien no lo conoce?

Esta noche.

Esta noche lucho con el insomnio,

Recordando una frase que recién leí,

Menciona los placeres que en contubernio,

Me hacen acordarme de ti.

 

¿Serán cientos los libros que he leído?

Mucho más ha de ser el café bebido,

Viajando andamos todos en esta vida,

Y he amado gente elegida.

 

Trabajo en un sueño,

Que poco a poco vio la realidad,

Nació en un paraíso, se enredo en mi cabello,

Y lo vi crecer en su majestuosidad!

 

Rodeado por la amistad,

Inspirado por el cielo y el mar,

Se levanta mi esperanza iluminando la voluntad,

Logrando alejarnos del mal.

Un coche.

Dime que coche tienes y te diré el tamaño de tu ego.

Esta frase es para mostrar un poco la situacion actual de muchos de nosotros, quienes prepotente mente manejamos la camioneta mas lujosa o el vehículo caro sin fijarnos en la cortesía y las leyes del manejo.

Un coche para muchos significaría bajar de los transportes públicos, mayor rapidez y gran comodidad, hasta soñamos que tendríamos una sonrisa en el rostro todo el día, pero que triste es que en la mayoría de los conductores con una expresión frustrada y en su loca carrera son capases de pasar sobre cualquiera, sin importar si es peatón, ciclista o motociclista.

No es de extrañarse que tengamos en el gobierno de representantes a las personas mas nefastas del planeta, pues teniendo una sociedad ignorante la mayoría con un coche se vuelve prepotente, sin importar la marca , el modelo o el año del mismo, con una mala actitud es un arma.

Prefiero entonces caminar como antaño lo hicieron los primeros humanos, aunque se me llame incivilizado o gente de a pie, que subirme a la “EVOLUCIÓN” de un vehículo moderno y perderme en una triste mirada detrás del vidrio del conductor.

Pobres de estos salvajes que manejan sin precausion alguna.

Despedida.

Cuando recurro a ti,

Pretendo vaciar mi mente,

Pues siempre tengo tantas cosas volando según mi sentir,

Y deseo aterrizar mis ideas en el presente.

 

La vida cíclica he irrefrenable,

Me tiene muy perturbado últimamente,

Cuando en el pasado tenía la certeza,

Que podía borrarte la tristeza.

 

Ahora te vas,

Y tomas otro rumbo simplemente,

Creo que hasta di de más,

Y del pasado no quiero culparte.

 

Le ruego a Dios que guíe tus pasos,

Para que nadie pueda tomar  tu libertad,

Se feliz y ábrele a la vida los brazos,

Solo así podrás encontrar la verdad.

La Aventura de la humanidad.

Esta es la historia de una aventura, aventura que comenzó con una locura y si a alguien
afecta la demencia es solo a la hipocresía, esa vieja sin dientes y su hermana la “moral” que junto con sus parientes muerden fuertemente las almas sonrientes.
Fue un día caminando por la ciudad que me tope con un arcano señor, quien en su mirada mostraba la sabiduría de su travesía y en su rostro de frente amplia sobresalía una sonrisa traviesa, típica de los señores de esa edad al ver de las mujeres su andar.
Estudiante; sea el destino sea la casualidad, deseo en mi camino la sabiduría poder
encontrar y dado que he notado su presencia, ¿seria tan amable de poderme enseñar?
Maestro; en esta vida la casualidad no es mas que felicidad y el maestro aparece
cuando el estudiante esta listo, lo estas?
Estudiante; deseo saber lo que en esta vida hay que encontrar.
Y así fue como la curiosidad se topo con la experiencia quien vestía sus canas blancas y
tenia el porte de la divinidad encarnada en esta tierra, caminando como si se deslizara sobre el agua y con tanta dignidad que tratar de resistirse fue en vano, pues la desconfianza gritaba fuerte en mi oído, pero el corazón decía que no escuchara.
Conforme pasaron los días, las lecciones eran como pesadillas, muchos de los días
transcurrían con la misma temática y cada error lo pagaba con rigor, implacable como es la vida has de aprender rápido y sobrevivir o morir, pero “jamas deberás intentar” decía mi maestro, “se hace o no se hace” era su mas sonado refrán.
Solo en las noches encontraba un poco de paz, al llegar al hogar para degustar los placeres de la vida, con la compañía siempre leal de aquel a quien sin querer supe amar, haya sido por su modo de cocinar o su manera de amar, el motivo no era lo importante, solo que fuera mi amante.
Cada día parecía la misma historia, con la mayoría de los diálogos ya escritos, con las
mismas personas y cada uno con sus propias demencias…
Estudiante; como puedo seguir si no los comprendo?
Maestro; en la complejidad de sus vidas esta el secreto, sin empatía por el prójimo
no habrá manera de revelar el secreto.
Estudiante; pero maestro, ellos tienen ojos y no ven, caminan pero no sienten y
comen sin necesidad, seguro que no lo puedes arreglar?
Maestro; no me corresponde intervenir, yo tengo fe en la “HUMANIDAD”
De este modo cada lección era tan importante o más que la anterior.
Maestro; caminar por el mundo te ayuda a ver que ninguno de los seres es inferior,
exceptuando el que anda con el mentón en alto, escupiendo desdén y aplastando
con avaricia las flores de la inocencia, flores que en este planeta nacen sin querer,
vienen al mundo por descuido o ignorancia y si logran crecer no tardara mucho para
que el amo del mundo les arrebate su belleza, así es como muchas economías de
hoy en día prosperan, gracias a las delicadas flores llenas de inocencia, esa que ya
no se encuentra en las miradas y que junto a la bondad agonizan en esta material
sociedad.
Caminar sin duda ayuda a la salud física, pero también baña al alma de delicadeza, pues
cuando vemos al mundo cómodamente a través de un cristal y es el ego quien maneja,
mientras la ira pisa mas el acelerador al grado que ya no importa si se es educado o no, o si a alguien se le hace daño, lo que importa es llegar…
Estudiante; a donde van con tanta prisa maestro?
Maestro; la verdad es que no lo saben, son inteligentes, pero ciegos.
Estudiante; pero como es que avanzan?
Maestro; es solo la ilusión que les provoca la comodidad de su asiento, llevan la
temperatura controlada y el alma destrozada, es ese cristal el que no les permite
ver… Desgracia la del cristal, aquel que detiene la lluvia y el viento, si lo mueves un poco
refresca el momento.

Pensé que entonces debía terminar con todos los cristales del mundo y
tomando esta sentencia por bandera no hubo burbuja con la que me topara y no
me diera el gusto de reventar, pero fue mi maestro quien de nuevo sin palabras me dejo:
Maestro; no es el cristal el problema, les hace falta voluntad.
Mi sorpresa fue tremenda, creía que el mundo cambiaría, pero no era el modo correcto
según mi mentor.
Estudiante; Que debo hacer?
Maestro; recuerda que son ciegos, solo pueden ver los placeres y no les importan
sus congéneres.
Estudiante; Seguro tú lo puedes arreglar!
Maestro; no me corresponde intervenir, yo tengo fe en la “HUMANIDAD”
Fe? Que es la fe? Donde la compro? Como es que no los puede mejorar, me pregunte
mientras cerrando los ojos el mundo detenía, que es lo que el puede ver en esas criaturas
que llenas de fragilidad no pueden a su mundo rescatar?
Maestro; es su naturaleza el errar, pero en cualquier momento pueden cambiar.
Después de una fiera guerra entre dos gigantes fue mi
maestro quien decidió retirarse…
Maestro; no tiene caso resistirse es mejor tolerar para poder continuar.
Estudiante; Maestro, pero estas herido!
Maestro; no es el daño que me han hecho lo que me duele, sino que ya no me
quieren, por ahora me voy , lucha con valor y no sientas temor, es el miedo lo que
hace huir a los cobardes y no es que yo no tenga valor sino que es más grande por ellos mi compasión… A partir de hoy ya tienes alas, sigue siempre adelante, tira bien de la
rienda y nunca digas mentiras para que no se marque tu senda.
En una caja entro su vida, sus años de dedicación y bondad, al cruzar la puerta de cristal
salio de la oficina también la dignidad. El tiempo, ese viejo impasible que se ocupa de poner todo en su lugar, al verme triste me dijo:
Tiempo; tu maestro puede cambiar pero cada lección te muestra humildad.

Viejo loco pensé y al tratar de contestar ya no había más, así que con las palabras del
miserable anciano y las enseñanzas del pasado decidí mirar al futuro, quien lucia
prometedor, con unos zapatos altos brillantes y de cabello rizado, enfundado en una figura femenina, tentación sin duda, pensé.
Una vez instalado en esa visión, se desvaneció parcialmente la ilusión y con el progreso de los días me vi rodeado de arpías y pirañas de risa siniestra quienes vivían dichosos en su “cordura” y yo por construir un palacio sobre las nubes no tenia lugar en esa dictadura.
Cerdos que comen gustosos los desperdicios del amo, muerden la mano de quien les
muestra piedad y lamen la bota que los golpea de modo tan singular, agradecidos con cada golpe y furiosos con la curiosidad que no se atrevía la cara asomar, no era el mejor
ambiente para intentar el cielo tocar, uno de ellos habrás de ser o entonces perecer y de
nuevo el tiempo paso.

Entonces un buen día lo que pensaba que era futuro en realidad ya era pasado, en el portafolios junto a la agenda guarde la resignación pero fue la esperanza quien me
dijo:
Esperanza; En esta guerra no importa quién tiene más poder, sino el que sabe que
pieza mover, abrazate fuerte a la vida, que no queden cosas sin resolver, del cielo
solo lluvia caerá, sigue siempre adelante pensando en el mañana y no puedes
perderlo porque sea buena la fama.
Ahora caminaba sin rumbo y con mil cosas en la cabeza, cuentas y la pegunta de ¿ahora
que? Cuando la respuesta se asomo en una esquina, basado en las experiencias pasadas
ahora podía viajar en las nubes y firmemente conducir mi destino. Al continuar por el camino, encontré los mas diversos personajes: viudas que rezan con fervor, grandes caballeros con lujosos compañeros y desdichados robots que a cambio de
sumisión reciben un poco de compasión cada 15 días.
¿De qué sirve el talento sin dinero?
¿Para que les sirve tanto dinero si no tienen sentimientos?
Ahora es cuando mas recuerdo la frase de mi maestro “tengo fe en la HUMANIDAD
Quisiera poder decirle que se equivoco, que lo que hay frente a mi no son mas que seres
vanidosos que nadan en su inmundicia, pero a lo lejos veo que se aproxima una luz, es el
amor…
Amor; He sido yo quien ha hablado por ellos, han sido mis suplicas las que han
permitido que sea tan larga su historia, es gracias a mi que siguen aquí.
Estudiante; pero como es posible? acaso no vez todo lo que hacemos y podríamos
hacer?
Amor; no son juzgados por su ponzoña sino por el daño, al final de sus días cada
uno se vera de frente a sus acciones.

Entonces ha sido la vida la más cruel de las maestras pero también la más eficiente, no hay universidad, ley o religión que atente contra la vida, solo la necedad que se dice
modernidad, ella es quien acabara con todo sin dudar y no será necesario un apocalipsis
divino si el cielo o el infierno está en el poder de la “HUMANIDAD”
Estudiante; entonces…tengo fe?

Yucatan.

Este viaje por Yucatán,
Me permitió recordar la sencillez de la vida,
Sencillez que debería acompañar a la gente “educada de la actualidad”
Sin importar su procedencia o modo de vida.

Todos tenemos el derecho de salir y conocer,
Es la falta de cultura lo que hace feo un paraíso,
Y sin importar el medio por el que viajemos,
Una sonrisa siempre es bienvenida.

Conocer respetuosamente otros lugares,
Otros lenguajes,
Otras costumbres,
Ayuda a erradicar la pobreza del alma,
Por eso es que los viajes nos ayudan a cambiar nuestras ideas!

Chiapas

De Chiapas me llevo un corazón de ámbar y adornos de jade,
Por si hay una siguiente vida y ver que puerta se abre.
Algo de lana por si alguna noche el frío me gana.
Sonrisas de chocolate que se ven en cualquier parte.
El color de Palenque y su selva impresionante.
La magnificencia del Cañón del Sumidero que junto al Río Grijalva llenan de vida tan hermoso sendero.
Y el clima delicioso de San Cristóbal que invita a probar el mexicanisimo mezcal.

En Chiapas dejó mucho de mi ego, pensamientos equivocados de un estado lleno de riqueza y gente hermosa.

De Chiapas me enamoré y hoy visto con orgullo una de sus obras de arte, que habla de la creatividad de su gente.

Creatividad llena de emotividad.
Sólo me falta agradecerle a Chiapas el placer de haber podido conocerle!