Todo el dinero del mundo.

Hipotéticamente hablando,

Si yo tuviera recursos ilimitados,

Ya hubiera dejado de ser el dinero… de este mundo el regente,

Lo ocuparía en ayudar a la gente.

También habría cambiado ya del éxito la receta,

Sería más importante pasear en bicicleta,

Y dejar de gastar millones en la exploración espacial,

Cuando hay tantas personas sin lo más esencial.

Que por ideas no me detengo,

Las ciudades estarían llenas de ese bello color verde,

Con tanta vida como el lugar del que provengo,

Pues he parado en este planeta por aprendizaje.

¡Oh si fuera mío todo el oro del mundo!

Acabaría con los ricos y los pobres también,

Pues todos tendrían un poco del metal dorado,

En este mundo todos tendrían leche y miel.

Pero ese es solo un pensamiento,

Pues ahora que no lo tengo deseo compartirlo,

Aunque creo que sería una convicción,

Si algún día llegara a tener del metal dorado la satisfacción.

No se que escribir.

Hay días como hoy,

En que espero frente al monitor,

Por los márgenes de la hoja en blanco voy,

Paseando la mirada, esperando un pensamiento salvador.

Un instante de inspiración,

Donde mi mente se libera del aburrimiento,

Entonces las palabras toman acción,

Se deslizan hacia mis dedos y llegan al teclado.

Maravillado por la imaginación,

Que genera ideas y se convierten en versos.

Hay días como hoy,

En que la musa de la creatividad no se hace presente,

Por ahí algunos tumbos doy,

Tratando se ser digno de la escritura y su arte.

Algo de motivación,

Un poco de aliento,

¿En dónde encontrar la imaginación?

Es solo cuestión de esperar y llegue como el viento.

Mi voluntad.

La vida como el día,

Comienza con alegría,

Pero al pasar del tiempo,

Entendemos que el humano no es perfecto.

 

Siempre que podamos perdonar,

Podremos por la vida libres caminar,

Sin la agonía del asunto pendiente,

Que interrumpe el día constantemente.

 

Al medio día,

Ya nos falta energía,

Cerca de la noche,

Somos de virtud un derroche.

 

Pues, así como el sol se asoma en el horizonte y se oculta en el ocaso, lo imperecedero de mi ser quedara en cada lugar que he pisado, he descubierto que si hay algo que vive más allá de lo material es la voluntad.

 

Entonces que sea mi última voluntad,

Si algún día llego a faltar,

Que me convierta en ceniza

Y me lleven las olas del mar.

Reciprocidad.

 

Es un camino de dos vías,

Que ayuda al amor a fluir,

Es esa amalgama burbujeante,

Que mantiene viva la pasión.

 

Normalmente las leyes universales funcionan,

Uno recibe lo que da,

Pero en una situación donde dos humanos se relacionan,

Sin reciprocidad no funciona nada.

 

Cuando la comunicación no es suficiente,

Si los abrazos ya no son sinceros,

Cuando al besar se es indiferente,

Es mejor que cada quien escoja sus senderos…

Ser Marino.

Ser marino no es para cualquiera.

No todos tienen la vocación de ser marinos.

Estar parado en un trozo de madera no es fácil para cualquiera, la incertidumbre de la inmensidad, la briza salada, el calor del sol, los días sin viento, requieren de personas con la virtud de amar el mar, de emocionarse con la navegación y los instrumentos, de asombrarse con el movimiento de los astros.

Ser marino no es fácil, se está lejos de casa, se vive en el vientre bamboleante de una embarcación, la comida no es majestuosa como la de un banquete, pero te mantiene vivo, Ser marino es tener alma de gaviota, pues a bordo el pescado es la constante, el viento quien nos mueve y la sal se pega en la piel haciéndote sentir pegajoso.

Pero es dichoso quien vive con tal libertad, aunque ya expuse que un barco es una monarquía en miniatura, pero se vive en paz, uno aprende a amar esas condiciones y al llegar a puerto se siente felicidad, pero no se compara al día que sueltas amarras, partes a la aventura y estas en manos del destino.

Definitivamente ser marino no es para cualquiera.

La fuerza de un país.

Hace unos días en un vídeo de una manifestación de personas en su coche pedían por la re-apertura económica (cosa que todos deseamos).

Mientras desde la ventana de un autobús un hombre les gritaba a los manifestantes que los obreros son la verdadera “fuerza” del país, agitando su puño, mostrando su musculatura y diciéndoles “ridículos”.

Y claro que esta situación genera controversia.

Mi opinión como un simple ciudadano es:

Oficinista, obrero, campesino o cocinero,

No importa el oficio o carrera laboral,

Mientras el obrero envidia al empresario,

Hay algunas personas que en verdad son parásitos sin moral.

 

Esos que sin importarles de su país el destino,

Aplauden a tal o cual mandatario,

Para mantener su oficio:

El de vivir gracias al erario.

 

Siempre que se haga un esfuerzo físico o intelectual,

Mientras uno sea remunerado por su talento o función,

Nosotros trabajadores y empresarios unidos hasta el final,

Deberíamos a los parásitos sociales exigirles su dimisión.

 

Pues ellos legisladores, regidores y líderes sindicales,

No sobrevivieron casi 2 meses sin sueldo, ni ventas,

Ellos solo vieron las desgracias cobrando por ocupar sus curules,

Pues esa lacra en verdad es un lastre y deberíamos erradicarles.

 

La fuerza de un país reside 100% en su gente,

Es el trabajo honrado el camino a seguir,

Es gracias al albañil, barrendero, carnicero, bombero y a cada cliente,

Que este país podrá del mal gobierno salir.

Cambio de rutina.

Siempre he sido consiente de la fragilidad humana,
Trato de ser agradecido con la vida,
Que puede cambiar en cualquier momento,
Experiencia de ayer, súbito, casi como un infarto.

La cotidianeidad de mis días,
Después de despertar se modificó por un dolor,
Que me hizo dejar el café de mis alegrías
Y correr a buscar un doctor.

Esa experiencia hospitalizado no es bella,
Pude ver mucho dolor,
Pude sentir mucha tristeza,
Pero siempre esperé lo mejor.

Entonces después de un mal rato,
Pude volver a mi casa sin pasar por el quirófano,
Pero con la lección aprendida de mejorar la alimentación,
Y cuidar mis riñones.

Lo que mas me gusta de la tierra.

¿Qué es lo que más me gusta de la tierra?

 

Pregunta que salió de una película,

Pregunta que no sabría cómo contestar,

¿Cómo explicarle a un extraterrestre nuestra incongruencia?

Nuestra especie adora a los artistas, pero odia por si misma pensar.

 

Artistas que ahora firman peticiones,

Peticiones que son por el bien global,

Donde nos piden a los ciudadanos no volver a la “normalidad”

Yo me uniría a su causa si no la firmara la chica material.

 

Pues un artista millonario vive en mejores condiciones,

Pedirle al ciudadano tener conciencia ambiental es casi inmoral,

El resto de nosotros si deseamos que vuelva la “normalidad”

Como método de esperanza, hablamos de ello en modo casual,

Que le lleve su mensaje a quienes no tienen preocupaciones.

 

Y no es que no me preocupe por el medio ambiente,

Pero su carta debería ser dirigida a las empresas que contaminan,

A los gobiernos, para que mejoren el transporte público,

A esos que viven en la opulencia, para donar bicicletas.

 

Respondo ahora:

¿Qué es lo que más me gusta de la tierra?

Lo fácil que nos controlan y lo difícil que es poder actuar.

Madre.

Tú que eres divina,

Tú creadora y dadora de vida,

Que tejes y bordas con tantos colores,

Que cocinas miles de sabores.

 

¡Oh madre!

Tuyos habrían de ser:

Trofeos, medallas y laureles,

Y todos los reconocimientos de renombre.

 

¡Oh bendita madre!

Tú que gobiernas los elementos,

Creadora de nuestro universo,

Ayúdanos a proteger tu obra y cuidarte,

¡Oh madre naturaleza!

Te quiero.

Un te quiero lleva implícita una emoción,

Y explícitamente es un deseo.

 

Cuando te digo te quiero es porque nació de mi corazón,

No es una alabanza a tu divina belleza o irresistible figura,

Un te quiero es una declaración,

Pues es lo que a mi alma alborota.

 

Te quiero…

Para caminar juntos por la vida,

Disfrutar las pequeñas maravillas y contemplar el atardecer,

Tomar a sorbitos tu mirada,

Y besarte por placer.

 

Te quiero… así de rápido,

Porque la vida es frágil,

Porque el tiempo es efímero,

Porque para amarte soy hábil.

 

No son mis palabras fruto del deseo,

Soy yo siendo honesto.