Padre.

No es aquel que engendra, pues cualquiera puede regar su semilla sin ser responsable de su familia.

Tampoco es aquel abnegado personaje que en pos de la felicidad de los suyos abandona cualquier sueño propio entregando sus fuerzas y vida a una bola de malagradecidos engendros adictos de la tecnología.

 

Un padre enseña con alegría.

Corrige con pesadumbre.

Ama sin el debido reconocimiento.

Es valiente a pesar de las circunstancias.

 

Un padre tiene los chistes más tontos.

Las conversaciones más amenas.

Los brazos más apapachadores.

Y un corazón lleno de bondad.

 

Pues a pesar de que pudo soñar en grande, tolera la rutina del empleo por su familia.

Y aun teniendo tremendas ganas de renunciar, al ver los frutos de su amor decide continuar.

Puede que le falte ropa, puede que le falten zapatos, puede que le duela un diente, pero es papá quien en casa más fuerza tiene.

Con todo y los años que le anteceden.

Publicado por

Alejandro II

Soy tripulante de una nube, aventurero...🎼🎶 Poeta de oficio y escritor por elección.✒

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s